Menu Principal

16 ene. 2012

Comunidades de vecinos.

He vivido en cinco comunidades de vecinos, y tengo hecho un cálculo estadístico, por cada diez vecinos nos encontramos una persona conflictiva. Dicho esto, me he pasado el último año de presidente de la comunidad de una torre con 73 vecinos. Muy entretenido.
La historia tampoco da como para hacer un especial callejeros,  pero siendo sinceros y para abreviar el cuento que no disfruté, que no vuelvo má.
Quiero compartir con vosotros mi clasificación de vecinos facinerosos. 
  • Los anarquistas: Estos viven en comunidad pero por un error en matrix, ellos son almas libres.No van nunca a las reuniones, al no estar conectados no se sienten en la obligación de comunicar. ¿La fachada tiene tonos blancos? ellos deciden cerrar el balcón chapado en marrón; ¿que no se pude cerrar el patio del bajo? mira la casamata que me hago. Hechos consumados. Aparcan la moto y el monovolumen en su miniplaza del garaje, si sobresale todo el capó no es su problema, las ruedas están en la pintura. No abren la puerta si les llamas al timbre de casa.
  • Los que montan el cristo en las reuniones: En general son individuos  que les encanta oirse en público. Mientras otros tienen la palabra ellos susurran a sus  acólitos para dejar claro su opinión al respecto, si no han estado atentos  quehadichoesequemeopongo. Otros se saben de memoria las Leyes de Propiedad Horizontal, esepuntonoestabaenelordendeldía, y elvotodelegadosoloconfirma. El que empieza callado, y que va sacando sus rencillas del pasado rematando con un mesuboparaarribaquesinoteinfloaostias.  Si el presidente saca la lista con los cinco presupuestos para cambiar los buzones todos les parecen caros, -esto es unánime-, otro, muy serio, no quiere cambiar los buzones "apunta eso en el acta por favor", le da igual que en la última reunión se aprobara el cambio, él a lo suyo. Afortunadamente con una reunión anual ya cumples la papeleta.
  • El listo: este es el que ha sido presidente antes, cuando todo se hacia como es debido, desde que dejó la presidencia esto es un sindiós. Es una opinión particular, tan particular que el resto de los vecinos se suele acordar de su madre. En el ascensor aprovecha para decirte quienes son los indios y los vaqueros. Cuando se esta cerrando la puerta del ascensor te da los consejos que él no aplicó, le sigues oyendo con efecto doppler mientras sigues subiendo.
  • Los de las llaves: yo nunca he pedido las llaves de nada, a nadie. Pero cuando eres presidente de la comunidad resulta que los vecinos necesitan las llaves de los contadores del gas, del agua, del cuadro eléctrico, del panel telefónico, del cuarto de la limpieza, de la bomba de achique... tenía en consigna unas 30 llaves. La central de motores del garaje está en mi torre y es compartida, pues esa llave también, y tres veces que "igual nos sale más barato si el mantenimiento lo hace otra compañía".  En cuanto al horario... variable. Algunos a las 8:45 de la mañana -"Es que me han llamado los del internet que a primera hora me lo instalan"- y otros a las once de la noche -"Es que me han llamado que mañana vienen a primera hora"-. Una de las primeras veces no me devolvían la llave del cuadró telefónico, y al de cinco días no me quedó otra que tocar puertas junto con otro vecino apurado -"Es que me vienen mañana"-, ahí estábamos los dos buscando al vecino despistado al que solo conocía de cara. Total, que terminé haciendome una Excel; nombre_llave, fecha, piso.
  • Los que no pagan: entre tantos vecinos siempre hay morosos, "Yo es que estoy de alquiler, eso el dueño", "Yo estoy alquilado y la dueña está en el pueblo, no me coge el teléfono", "Hasta que no cambien los de limpieza no pago, lo dejan todo hecho una mierda, ya dije en la reunión del año pasado que no pagaba hasta que no se cambiará de compañía"...bueee, lo mejor es no meterse en esos fregados, se lo dejas al administrador de fincas. Burofax al canto. Al final pagan, vaya que si pagan.
  •  Los anónimos destroyer: Si pones un cartel en el ascensor para dar un aviso, te lo arrancan, o añaden notas a pie de página ofensivas o graciosas según su humor.  Por eso recomiendo poner los carteles en la pared interna del cristal del portal, como les podría ver alguien se cortan. Aparece el ascensor meado, nadie reclama la autoría. Con la llave rayan el ascensor, os hacen un grafitti a plazos.Con la llave agujerear el pladur de las paredes. Escupen en el espejo del ascensor, apoyan la frente y las manos. Vomitan en el rellano. En el descansillo dejan papeles, bacon, pipas, bolas de polvo, tapas de yogur, y lo hacen el día que toca limpieza, cuando se marchan. Sabotaje.
Por último -y esto es independientemente de ser o no presidente de la comunidad-,  están los que no saludan, esos son los peores.



No hay comentarios:

Publicar un comentario